El Foro Social Mundial sostuvo a los lacayos de Obama de los Ayatollahs iraníes, el perro sirio Al-Assad y Hezbollah del Líbano… ellos le cuidaron bien las fronteras al sionismo

Las corrientes stalinistas y toda un ala de los renegados del trotskismo hablaban de “los antiimperialistas” de Irán, Hebollah y Al-Assad, y que “se estarían enfrentando al sionismo”. Los encubrían para que lleven a cabo la masacre a las masas sirias, a quienes acusaban de ser del imperialismo. Otras corrientes decían enfrentarse a este trío de genocidas, pero al mismo tiempo, en la reunión del Foro Social Mundial de 2013, votaban un homenaje a Chávez –que a su vez presentaba como antiimperialistas a Assad, los Ayatollahs de Irán y Hezbollah-, en aras de su unidad con los assadistas, silenciaban que las masas sirias estaban siendo masacradas.
De esta forma, entre todos, reforzaron el cerco que venían imponiendo sobre las masas sirias, con el cual le dejaron las manos libres a Assad y sus socios para que las masacren. Y el bombardeo no fue sólo a los explotados sirios, sino también a las masas palestinas del campamento de refugiados de Yarmouk.
Con sus manos libres, Bashar impuso el genocidio a cuenta de las potencias imperialistas, y cuidó bien las fronteras del Golán (con el estado sionista). Tanto fue su garante, que cada vez que las tropas de Assad eran expulsadas de la zona del Golán, el sionismo en seguida militarizaba la frontera, y volvía a sus guardias regulares cuando el perro Bashar recuperaba el control de esa zona en Siria.

Pero, pese a toda la infamia y calumnia del Foro Social Mundial contra las masas sirias y su sostenimiento a Bashar, Hezbollah y los ayatollahs iraníes, hoy ya ha quedado al desnudo su verdadera naturaleza tras los 50 días de masacre del sionismo a las masas palestinas de Gaza. Es que tanto Bashar al-Assad como Hezbollah de Líbano y sobre todo los Ayatollahs iraníes no sólo no han enfrentado al sionismo, sino que lo sostienen, le cuidan sus fronteras, mientras masacran a las masas explotadas de Siria.

El humo se disipa. Sus amigos, los bolivarianos, con Maduro (el presidente de Venezuela) a la cabeza, han largado un brutal ataque contra las masas, que es envidiado por todos los gobiernos proimperialistas de la región. Pagan puntillosamente el fraude de las deudas externas al imperialismo y reprimen violentamente a los trabajadores.

De la misma manera, vestidos de “antiimperialistas” y “antisionistas”, los Ayatollahs iraníes en los últimos años vienen montando un circo sobre su supuesto “programa de proliferación nuclear”, a partir del cual supuestamente se estarían enfrentando a EEUU y el sionismo. Inclusive en el 2013 hicieron declaraciones públicas contra el estado de Israel, a las cuales el sionismo respondió con amenazas de una posible guerra entre ambos. Con esta farsa, el Foro Social Mundial reafirmó su campaña de engaño a los explotados del mundo. Es que fue una cortina de humo.
En ese momento los Ayatollahs iraníes –junto con Hezbollah- estaban reforzando al ejército del perro Bashar para aplastar a las masas insurrectas en Siria. Por ello, Obama declaró en aquel entonces que el estado de Israel era su aliado principal en la región y que estaba de su lado, pero que no ataque a Irán. Es que los Ayatollahs le estaban haciendo el “trabajo sucio en Siria”, a donde habían enviado tropas y armas para masacrar a las masas insurrectas, y lo hacían bajo la bandera del “antiimperialismo” otorgada por el Foro Social Mundial. Lo mismo Hezbollah, que usó la autoridad de haber “combatido al sionismo” –especialmente en el 2006- para enviar tropas a Siria y masacrar a los explotados de ese país. Estaba claro que los Ayatollahs iraníes, el perro Bashar y Hezbollah actuaban a cuenta de Obama para ahogar la revolución siria en sangre y llevar a cabo uno de los más grandes genocidios del siglo XXI.

Con la revolución siria ensangrentada, el sionismo recuperó poder de fuego y comenzó a usarlo bombardeando y masacrando a las masas palestinas de Gaza. Más aplastaron Bashar, los Ayatollahs iraníes y Hezbollah a las masas de Siria y masacraron a las masas palestinas de Yarmouk, y más se fortaleció el sionismo, que empezó a descargar sus bombas y misiles sobre Gaza nuevamente. Y ante esta guerra, las masas palestinas de Gaza resistieron sin ninguna tropa ni arma ni misil de ninguno de los que masacraron a las masas sirias.
El supuesto “enfrentamiento” contra el sionismo de los Ayatollahs iraníes -que supuestamente le iban a tirar una bomba nuclear al estado de Israel- como así también de Al Assad y Hezbollah quedó en las palabras vociferadas por el Foro Social Mundial, demostrando que no eran más que una mentira y un engaño. No abrieron ninguna guerra contra Israel en ninguno de los frentes que tienen. Más bien, le cuidaron sus fronteras. No mandaron ni un arma, ni una munición, ni un solo soldado… nada para las masas de Gaza durante más de 50 días de masacre del estado sionista. Fueron “valientes” cuando tuvieron que masacrar a las masas de Siria y de Irak (a donde también fueron para sostener al protectorado yanqui) y cobardes cuando se trató de enfrentar al sionismo.
No sólo esto, sino que inclusive cuando las masas del sur de Líbano intentaron marchar a pelear contra Israel y algunos llegaron a disparar algunos cohetes, Hezbollah los paró persiguiéndolos, entregándolos al estado libanés y luego dándoles la espalda en declaraciones públicas que llamaban a no seguir ese camino.

Es que tanto Hezbollah como los Ayatollahs iraníes y Al Assad no están para enfrentar al sionismo ni al imperialismo. Son socios menores de éste en sus negocios en la región. Su rol es aplastar a las masas para garantizar el saqueo y la explotación, y se centralizan bajo el mando del imperialismo desde Ginebra 2. Por ello son capaces de ir a Irak o a Siria o a donde sea que haya que ir para ahogar en sangre a las masas insurrectas, pero incapaces de atacar al estado sionista cuando éste masacra a las masas de Gaza, y desde el Foro Social Mundial se los legitima para este accionar.